Seleccionar página

VAMOS A HABLAR DE ¡LAS PROPIEDADES Y CALIDAD DEL ACEITE DE LUBRICACIÓN!

Mucha gente piensa que la calidad del aceite motor viene dada por una de sus cualidades o propiedades más significativas como es la viscosidad del aceite y eso no es del todo cierto, porque además de esta viscosidad tenemos otras propiedades importantes, como el grado de detergencia y dispersión estabilidad química o su origen pudiendo ser sintético, mineral o una mezcla de ambos.

Empecemos por clasificarlos por su origen de fabricación:
Los aceites utilizados en los motores térmicos son minerales o de síntesis.

Aceites minerales
Constituyen la mayor producción de aceites en el mercado del automóvil. Se obtienen tras un proceso de refinado del petróleo y se mejoran sus cualidades añadiéndole aditivos.

Aceites de síntesis
Se obtienen generalmente del petróleo, a los que se les modifica la estructura molecular de sus componentes resaltándose las características más importantes para obtener aceites a medida. Cuando se mezclan con aceites minerales se denominan semisintéticos, de lo contrario se trata de aceites sintéticos. Con lo que tenemos que un aceite sintético siempre nos dará mejores prestaciones.

Pasemos a explicar las propiedades más significativas a tener en cuenta de un aceite de lubricación.

Detergencia y dispersión
Es la capacidad que tiene el aceite para prevenir y reducir la formación de depósitos carbonosos durante el funcionamiento del motor, es decir que es la capacidad de limpieza que tiene el aceite en el interior del motor.

Untuosidad
Esta propiedad es la que le confiere al aceite la capacidad de adherirse a las paredes, esta propiedad es la más interesante a la hora de disminuir el desgaste en el momento del arranque.

Estabilidad química
Es la resistencia que tienen los aceites a la descomposición al entrar en contacto con los gases quemados procedentes de la combustión, conservando durante un tiempo prolongado las propiedades lubricantes aun sometiéndolos a diferentes condiciones de temperatura.

Punto de congelación
Se denomina punto de congelación a la temperatura a la cual se comienza a solidificar el aceite. Este punto debe ser lo suficientemente bajo como para que el aceite conserve una viscosidad apropiada, cualquiera que sea la temperatura a la que vaya a estar sometido.

Punto de inflamación
El punto de inflamación es la temperatura mínima que debe alcanzar un aceite para que comience a inflamarse. El funcionamiento normal del motor no debe alcanzar nunca dicho punto.

Viscosidad (es la propiedad que más se fija el usuario que adquiere el aceite)
La viscosidad es la capacidad que tiene dicho aceite para circular por un conducto, cuanto mayor es la viscosidad de un fluido mayor es la resistencia que presenta al fluir por el conducto. En este factor influye la temperatura a la que está sometido el aceite, cuanto mayor sea la temperatura más fluidez tendrá, los valores de viscosidad disminuyen con el aumento de temperatura. El aceite motor debe ser lo suficiente mente fluido como para circular por los conductos interiores del motor y los suficientemente viscoso como para soportar las cargas y las presiones a las que está sometido.
No se debe confundir el concepto viscosidad con el de densidad ya que la densidad es el peso de una sustancia partido por una unidad de volumen un ejemplo claro lo tendríamos con el agua que pesa más que el aceite, luego es más densa y el aceite flota en el agua, sin embargo fluye mejor por un conducto luego es menos viscosa.

Grado de viscosidad
Para determinar la viscosidad de un aceite se ha recurrido a la utilización de un índice establecido por S.A.E. (Society of Engineers) en el ámbito universal que identifica 11 grados de viscosidad.
S.A.E 0 W – S.A.E 5 W – S.A.E 10 W – S.A.E 15 W – S.A.E 20 W – S.A.E 25 W
S.A.E 20 – S.A.E 30 – S.A.E 40 – S.A.E 50 – S.A.E 60
Los aceites con índice de viscosidad acompañados por la letra W (Winter o invierno) indica una viscosidad determinada en frio de tal forma que cuanto más bajo sea este número en un aceite determinado, menos viscoso será y mejor se adaptará a las condiciones de temperatura bajas conservando su fluidez.
En la segunda línea encontramos los aceites define características de viscosidad exclusivamente a 100º centígrados, es decir a temperaturas de funcionamiento.

Los aceites monogrado son aquellos que sólo tienen un índice de viscosidad y permiten la lubricación óptima en una temperatura muy limitada. Esto provoca muchos inconvenientes entre los que cabe destacar que el aceite se tendría que cambiar cada vez que variara la temperatura exterior, si se quiere mantener un sistema de engrase eficaz.

En la actualidad se utilizan aceites multigrado para el engrase del motor, ya que éstos poseen las propiedades de varios aceites monogrado y por tanto una variación amplia de temperatura exterior sin variar apenas su viscosidad, por ejemplo SAE 10W40. Estas propiedades las adquieren añadiendo a la base del aceite aditivos que mejoran la viscosidad.

En ningún caso hay que interpretar que el índice de viscosidad representa la calidad del aceite, ya que para ello existen unas siglas que lo indican, sino exclusivamente el margen de temperatura de funcionamiento.

Ahora vamos a lo que realmente define la calidad de un aceite:

Se han venido desarrollando un gran número de normas para definir y evaluar las aptitudes de un aceite a la hora de prevenir el desgaste, formación de depósitos y su degradación. Las normas más representativas en el ámbito mundial son las establecidas por API Y ACEA. Aunque también existen y no con menor importancia las normas MIL, VW y Mercedes entre otras.

La Norma API (Americam Petroleum Institute).

Clasifican la calidad de los aceites para motores de gasolina y diesel con arreglo a las siglas “S” (service station oil, para motores de gasolina) y “C” (comercial oil, para motores diesel).

Tanto la letra “S” como la “C” va acompañada de otra letra que es la que indica la calidad del aceite, así, cuanto más avanzada sea la letra del abecedario que acompaña a cualquiera de las dos, se tratará de un aceite de mejores prestaciones dentro de las normas API Las especificaciones que se utilizan actualmente son las siguientes:

Para motores de gasolina:

SA; SB; SC; SD; SE; SF; SG; SH; SI; SJ; SL; SM; SN, aunque  Las 8 primeras están obsoletas.

Aceite con calidad API SN

Con lo cual tenemos que la mejor calidad vigente en un aceite teniendo en cuenta las aptitudes cualidades y propiedades del aceite es la SN, esta se empezó a fabricar en 2010 fue diseñado para proporcionar una mejor protección de los pistones frente a la formación de depósitos a alta temperatura, mayor control de lodos y compatibilidad con juntas.

Conclusión

A la hora de escoger un aceite para el motor de nuestra moto hemos de tener muy en cuenta el índice de viscosidad que nos recomienda el fabricante, y dentro de la amplia gama que hay en el mercado fijarse bien en la singladura API que es la calidad del lubricante independientemente de la marca, ya que hay estudios en los que se demuestra que la diferencia de calidad de una marca con otra de la misma singladura es prácticamente nula pero de eso ya hablaremos en otra ocasión.

 

                                                                                                                                                                  Gerente de Iron Km0.